Diario Amanecer: “Afortunada” Inmobiliaria también provee de médicos especialistas a hospitales Tarapoto y Moyobamba en medio de emergencia por pandemia y cambió razón social a “Corporación”

 Diario Amanecer: “Afortunada” Inmobiliaria también provee de médicos especialistas a hospitales Tarapoto y Moyobamba en medio de emergencia por pandemia y cambió razón social a “Corporación”

La buena estrella de la empresa “Inmobiliaria e importaciones Núñez EIRL”, no solo funcionó para convertirse en uno de los proveedores favoritos de la Municipalidad Provincial de Moyobamba, para comprarle “de todo como en botica”, sino que también le trajo suerte para lograr ser contratada de manera “directa”, sin licitaciones, ni nada, en medio de la emergencia por la pandemia del Covid-19, con el sector Salud del Gobierno Regional de San Martín.

Según se detalla en la página web de el OSCE, el 18 de agosto del 2020, se firmó su primera orden de servicio, para que brinde el servicio de contratación de un médico cirujano, especialista en medicina intensiva, para el departamento de emergencia, servicio de UCI del Hospital de Tarapoto, correspondiente al mes de julio del 2020, por el monto de 12 mil soles. En esa misma fecha, se emiten dos órdenes de servicio más por el mismo concepto, y por el mismo monto.

Hasta ese entonces, la empresa seguía manteniendo la razón social de “Inmobiliaria e Importaciones Núñez EIRL”, y es justamente dicha empresa, la que, en el mes siguiente, es decir, en setiembre del 2020, firma un contrato con la Oficina de Gestión de Servicios de Salud – OGESS Alto Mayo, representado en ese entonces por su directora encargada Magna Castillo. Pero ¿Qué podría contratar la OGESS Alto Mayo, en medio de la pandemia, con una empresa inmobiliaria?, pues según el documento al que tuvo acceso el diario Amanecer, se trata del contrato CD 043-2020 “Contratación de una persona jurídica para brindar el servicio médico y técnico en diversas especialidades requeridas por el Hospital II-I Moyobamba, desde el 01 de agosto del 2020 al 30 de setiembre del 2020, por emergencia sanitaria – Coronavirus (Covid-19)”.

Es decir, a través de este contrato (con serios vicios de los que trataremos más adelante), la empresa “Inmobiliaria e Importaciones Núñez EIRL”, la brindaría al Hospital de Moyobamba, a través de la OGESS Alto Mayo, el servicio de 06 médicos intensivistas y emergenciólogos (para UCI – Trauma Shock); 04 médicos internistas; 06 médicos pediatras; 02 médicos cardiólogos; 04 médicos gineco obstetras; 02 médicos neumólogos; 01 médico inmunólogo; 02 médicos infectólogos; 02 médicos gastroenterólogos; 02 médicos radiólogos; 01 médico patólogo; 05 médicos cirujanos; 13 enfermeras especialistas – UCI; 10 enfermeras especialistas – Hospitalización; 01 Tecnólogo médico; 04 Tecnólogos en Laboratorio Clínico; 01 Especialista en Epidemiología; 02 Tecnólogos en radiología; 01 técnico en radiología; 06 técnicos en enfermería – Covid; 02 técnicos en laboratorio.

El monto a pagar por los servicios del mencionado personal de salud cuyo proveedor es la empresa “Inmobiliaria e Importaciones Núñez EIRL”, fue de 932 mil 87.12 soles, es decir, cerca de un millón de soles, por los mencionados servicios, supuestamente brindados en los meses de agosto y setiembre del 2020, en el Hospital de Moyobamba.

Señalábamos anteriormente que el mencionado contrato, a pesar de contar con los vistos buenos, no solo de la directora encargada de la OGESS Alto Mayo, sino de los responsables de hasta 04 oficinas de esta unidad ejecutora, ninguno se percató que dicho contrato se hizo sobre otro que probablemente se había chancado (y encima mal chancado), pues al inicio de dicho documento se señala hasta en dos oportunidades (en el título y en el primer párrafo) que se trata “Contratación de una persona jurídica para brindar el servicio médico y técnico en diversas especialidades requeridas por el Hospital II-I Moyobamba, desde el 01 de agosto del 2020 al 30 de setiembre del 2020, por emergencia sanitaria – Coronavirus (Covid-19)”, sin embargo, cuando se llega a la clausula primera “Antecedentes” se menciona que se trata de la “Contratación (directa) del servicio especializado en auditoría médica para la unidad de seguros del Hospital II-I Moyobamba, correspondiente a los meses de julio, agosto y setiembre del 2020 por emergencia sanitaria Covid-19”, y no solo eso, sino que también se consigna el nombre de otra empresa (también afortunada y de la que trataremos más adelante): “Servicios Médicos Integrales, Consultoría y Asesoría SAC”.

Lo cual se repite luego, en la clausula segunda, señalando que dicho contrato era para el servicio de auditoría médica al hospital de Moyobamba, correspondiente a los meses de julio, agosto y setiembre, algo completamente incongruente con el contrato firmado con la empresa inmobiliaria, pero cuyo texto además corresponde a otro contrato, al que este medio de comunicación también tuvo acceso. Es decir, dicho contrato, se habría firmado de manera tan “apurada” que ni el proveedor, ni la directora encargada de la OGESS Alto Mayo, ni quienes eran por entonces responsables de las oficinas de Administración, Logística y hasta Asesoría Legal, se percataron de “tan notoria y gruesa falla” en el texto de un contrato por cerca de un millón de soles, que por el contrario debió haber sido revisado de manera minuciosa, sin embargo, tal parece que había mucha prisa por firmar dicho contrato.

Y mientras en paralelo, la afortunada empresa inmobiliaria seguía proveyendo de todo (como en botica) a la Municipalidad Provincial de Moyobamba (que le compraba cuando aún ni contaba con RNP e incluso en pleno día feriado de 28 de julio), el Gobierno Regional de San Martín, a través de sus unidades ejecutoras del sector Salud, no se quedaba atrás, pues ya en abril de este año, hace solo un mes, se volvían a firmar otros dos contratos con la OGESS Alto Mayo, esta vez uno de fecha 07 de abril del 2021, por el monto de S/ 211,980.00, por el servicios de personal de salud en diversas especialidades para el Hospital de Moyobamba, correspondiente al mes de enero del 2021 y otro contrato firmado con fecha 08 de abril, es decir, al día siguiente, por el mismo concepto, y por el monto de S/ 260,280.00, correspondiente al mes de febrero del 2021.

Cabe precisar que, en el contrato correspondiente al mes de enero, llama la atención la contratación del servicio de un médico pediatra para hospitalización Covid, al cual se le habría contabilizado 750 horas utilizadas durante ese mes de enero, lo cual, si lo dividimos entre los 31 días que tiene dicho mes, significaría que este médico habría laborado sin descanso alguno durante más de 24 horas al día. Otro detalle importante, es que estos dos contratos, como el que se firmó el año pasado para el servicio de médicos especialistas y personal de salud, también se hicieron a través de “contratación directa”, es decir, no se llevó a cabo ningún proceso de licitación, pese a los abultados montos que contienen dichos contratos.

Otro punto a tener a cuenta, es que, en los contratos firmados en abril de este año, la mencionada empresa cambió su razón social, y pasó de ser “Inmobiliaria e Importaciones Núñez EIRL”, a llamarse ahora “Corporación Núñez EIRL”, y también cambió de representante ante la SUNAT, donde también se le agregó a los rubros que antes registraba de “Servicios de Arquitectura e Ingeniería” y “Venta al por mayor de otros productos”, un rubro más de “Servicios de médicos y odontólogos”

 

Relacionados