Perú: Crece en 75 % número de niños con covid-19 en última semana de julio

0
101

Los niños menores de cinco años tienen entre 10 y 100 veces más nivel de material genético de coronavirus en sus narices que niños más grandes y los adultos, según un estudio en JAMA Pediatrics publicado el jueves.

Los autores indicaron que esto significa que los niños pequeños podrían ser importantes conductores de la covid-19 en la transmisión entre de sus comunidades, una sugerencia que no concuerda con la narrativa actual.

El informe se conoce en momentos en que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump presiona con fuerza para que las escuelas y guarderías abran sus puertas para dar un impulso a la economía.

 

Una amplia muestra

Los investigadores hicieron entre el 23 de marzo y el 27 de abril pruebas de hisopado nasal entre 145 pacientes en Chicago enfermos leves a moderados dentro de la semana de aparición de los síntomas.

Los pacientes se dividieron en tres grupos: 46 niños menores de cinco años, 51 de cinco a 17 años, y 48 adultos de 18 a 65 años.

El equipo, conducido por el doctor Taylor Heald-Sargent del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie, observó «una cantidad entre 10 y 100 veces mayor de SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior de los niños pequeños».

Los autores agregaron que un estudio de laboratorio reciente demostró que cuanto más material genético presente, más virus infecciosos podían desarrollarse.

También previamente se mostró que los niños con altas cargas virales en el virus sincitial respiratorio (RSV) son más propensos a propagar la enfermedad.

 

Propagadores del covid-19

«Por lo tanto, los niños pequeños pueden ser potencialmente importantes impulsores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general», escribieron los autores.

«Los hábitos de comportamiento de los niños pequeños y los lugares cerrados en las escuelas y guarderías suscitan preocupación por la amplificación del SARS-CoV-2 en esta población a medida que se flexibilizan las restricciones de salud pública», concluyeron.

Los nuevos hallazgos contradicen la opinión actual de las autoridades de salud de que los niños pequeños, que según se estableció tienen muchas menos probabilidades de enfermarse gravemente de covid-19, no son importantes vectores de contagio.

Sin embargo, hasta ahora se ha investigado bastante poco sobre el tema. Un estudio reciente en Corea del Sur encontró que los las personas entre 10 a 19 años transmiten la covid-19 dentro de las casas tanto como los adultos, pero los menores de nueve años trasmiten el virus en tasas más bajas.

El porcentaje de niños que han dado positivo a la prueba del coronavirus covid-19 está creciendo de forma sostenida y solo durante la última semana de julio ha crecido en 75 %, alertaron hoy especialistas de EsSalud.

“A inicios de julio, cada semana se presentaban 513 casos positivos de coronavirus entre niños de 0 a 11 años, pero finalizando este mes ya se registran casi 900 y en todo julio ya suman alrededor de 2,900 casos. Esto representa un crecimiento de 75 % de la primera a la última semana de este mes”, detalló Dante Cersso, vocero de EsSalud.

Comentó que la tasa de positividad de los menores siempre fue más baja que el resto de los grupos etarios (adultos, jóvenes) a escala nacional, pero esto ha empezado a cambiar peligrosamente en días recientes.

“En las últimas tres semanas la tasa de positividad se encuentra por encima del promedio de todos los grupos etarios, por el orden del 35 %. Mientras el promedio nacional para la última semana está en 30 %, es decir de cada 100 personas que se testean 30 salen positivas, en el caso de niños 35 salen positivos”.

 

Más allá de los 500 metros 

 

El experto comentó en Latina que si bien los niños tienen permiso para salir a dar un paseo a fin de preservar su salud mental, al parecer no se están respetando las medidas de prevención y seguridad para evitar mayores contagios.

Cersso recordó que a inicios de julio el Gobierno emitió un decreto supremo mediante el cual los niños podían salir por espacio de una hora y a una distancia no mayor de 500 metros de su domicilio. Sin embargo, esto no se estaría cumpliendo por la mayoría de los padres de familia y apoderados.

Coronavirus
Los niños están saliendo más allá del tiempo y la distancia permitidos.

“Lo que se está viendo es que los niños están saliendo más allá de esa distancia, están yendo a reuniones familiares y allí, por lo general, se comparte un almuerzo o una cena. Entonces, en esa visita familiar lo que uno hace es quitarse la mascarilla para almorzar, para conversar y no sabemos si alguien en esa mesa tiene el virus”.

En el caso de los niños es más riesgoso, anotó, porque son portadores del coronavirus, pero asintomáticos y por tanto más difíciles de detectar.

“En la primera semana de julio teníamos cerca de 513 casos de niños registrados con covid-19, en la siguiente semana subió a 697, la tercera semana fueron 740 y para el cierre estamos en 892, cerca de 900. Es decir que, si comparamos la primera semana de julio con la última de julio, el incremento ha sido de 75 % para el grupo etario de niños de 0 a 11 años”.

 

Dónde hay más casos

El mayor índice de estos casos figura en Lima, Arequipa, Amazonas y las zonas antinas en general. En el caso de Lima Metropolitana, los distritos con mayor número de casos son Comas, Carabayllo, San Juan de Lurigancho, Ate, Surco, entre otros.

El vocero de EsSalud comentó que en el caso de los adolescentes (12 a 17 años) se observa una tendencia similar en las últimas dos semanas, con un índice también por encima del promedio nacional.

 

Cuidado con los abuelos

La doctora Melissa Benito detalló que lo peligroso en las infecciones de niños es que no presentan síntomas agudos de la infección y, por eso mismo, la mayoría de los casos pasa desapercibido. Por lo general son detectados en los centros de salud porque llegan con otros problemas médicos y por rutina se les toma la prueba y es así como dan positivo al covid-19.

“Uno como padre tiene que velar por el interés de su hijo y en este caso es seguir todas las medidas de precaución que ya conocemos: usar mascarilla, tener cuidado al regresar a casa, dejar los zapatos antes de entrar, lavarse las manos frecuentemente antes de interactuar con el resto”.

Subrayó que la gran mayoría de niños no desarrolla síntomas, pero hay un porcentaje mínimo que sí presenta un ligero catarro, tos o dolor de garganta. Algunos también podrían tener fiebre, porque finalmente se trata de una infección.

“La recomendación a todos es asumir que cualquier persona con la que interactuamos se halla infectada, porque no podemos tener la certeza de que no lo esté”, dijo.

Al respecto, Dante Cersso detalló que hace varias semanas se tuvo un pico de casos semanales en el país de cerca de 40,000 registros, luego se bajó a cerca de 23,000, pero esta semana se está cerrando con alrededor de 30,000 nuevos casos de personas con la infección.

“Es decir que estamos aumentando en las últimas semanas por lo cual debemos redoblar las medidas de seguridad en todo lugar. Si vamos con nuestros hijos a ver a los abuelos, lamentablemente podríamos estar llevando el virus”, advirtió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí